La Vida Es Un Milagro (Reflexiones)

Tradicionalmente, los chinos consideran que al momento de nacer un bebé ya tiene un año. En realidad tienen bastante razón. El nene está con vida desde antes de nacer; lo único que cambia es su entorno. Gracias a procedimientos de vanguardia en el campo de la imagenología, tales como las ecografías cuatridimensionales, podemos observar a un feto chuparse el pulgar, pestañear, bostezar, sonreír y moverse dentro del útero de su madre, lo cual no deja lugar a dudas de que se trata de un ser dotado de vida desde antes de nacer. — Abi May

Las avanzadas tecnologías de imagen nos permiten internarnos en la vida secreta de los fetos. Con 11 semanas ya podemos verlos bostezar. En la semana 22 comienzan a abrir los ojos. Entre la semana 20 y la 24 ya parecen llorar, sonreír y fruncir el ceño. […] Cuando veo que un feto me sonríe, tengo la convicción de que no debo arrancarlo del útero. –Stuart Campbell.

Imagínate que eres el rascacielos más alto del mundo, construido en nueve meses a partir de un solo ladrillo. A medida que ese ladrillo se divide, va creando los otros materiales necesarios para construir y poner en servicio el edificio: un millón de toneladas de acero, hormigón, argamasa, aislantes, tejas, madera, granito, solventes, alfombras, cables, caños y vidrio, así como todos los muebles, las instalaciones telefónicas y eléctricas, las unidades de calefacción y refrigeración, la grifería, los cuadros y las redes informáticas, con sus programas de computación. –Alexander Tsiaras y Barry Werth, «El misterio de la vida: De la concepción al nacimiento»

La vida es un milagro de Dios, no el producto de la combinación fortuita de elementos físicos. En el momento de la concepción Dios une un nuevo espíritu a un nuevo cuerpo para formar un alma humana inmortal, con una personalidad clara y definida, distinta de la de cualquier otro ser humano. –David Brandt Berg (1919-1994)

La ciencia tiene su explicación de cómo se forma un niño. Así y todo, la primera vez que alzamos a nuestro bebé y lo miramos a los ojitos, sabemos que estamos en presencia de un milagro. Nos hallamos ante uno de los grandes misterios del universo, una vislumbre del Cielo y del poder creador de Dios. En nuestros brazos se encuentra la prueba tangible del amor que nos prodiga el Altísimo, pues nos ha escogido por padres de una nueva alma.
–Derek y Michelle Brookes, «Disfruta de tu bebé»

Un sueño y un olvido sólo es el nacimiento:
El alma nuestra, la estrella de la vida,
en otra esfera ha sido constituida
y procede de un lejano firmamento.
No viene el alma en completo olvido
ni de todas las cosas despojada,
pues al salir de Dios, que fue nuestra morada,
una estela celestial trae consigo.

–William Wordsworth (1770-1850)

Anuncios
Categorías: Mensaje Valioso | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: