Actitud

Elige tu actitud. La que escojas determinará tu vida. Los pensamientos negativos no tienen poder si no se lo damos.

Haz una lista de las cosas con que Dios te haya bendecido y tenla siempre a la mano para leerla cuando te asalten pensamientos negativos. — Sheri Rose Shepherd




La consecuencia


Jerome K. Jerome fue un escritor inglés. Su padre murió cuando él tenía 12 años. A los 14 se vio obligado a trabajar para mantener a su madre y su hermana. Su vida se volvió aún más difícil cuando murió su madre. Tras pasar por muchos empleos, terminó haciéndose escritor. Y no de relatos tristes; fue un célebre humorista. Se dedicó a escribir obras divertidas para levantar el ánimo a los lectores. Él, que tuvo tantas dificultades en sus primeros años, afirmó: «Lo que fortalece es la lucha, no la victoria». —María Fontaine

En toda vida hay bastante de bueno y de malo -una buena medida de tristeza y de felicidad, de alegría y dolor- como para encontrar una base razonable que justifique el optimismo o el pesimismo. Uno mismo decide si va a reír o llorar, a bendecir o maldecir, la perspectiva que tendrá de la vida. Si mirará al cielo con esperanza o al suelo con desesperación.

La actitud optimista no es un lujo, sino una necesidad. La manera en que uno mira la vida determina su estado de ánimo, cómo se desempeña en sus actividades y lo bien que se lleva con los demás. Y a la inversa: los pensamientos, actitudes y expectativas pesimistas se nutren de sí mismos. Se vuelven profecías que por su propia naturaleza se cumplen. El pesimismo crea un mundo deprimente en el que nadie quiere vivir. Solo hay una cosa más fuerte que la actitud negativa: una actitud positiva. Rich Devos



Si quieres cambiar de actitud, pide al Señor que te revele el lado bueno, la ventaja, el aspecto favorable o positivo de toda circunstancia. Todo lo que ocurre en la vida del cristiano tiene su razón de ser. El Cielo siempre ayuda.

Si te asaltan pensamientos negativos y no puedes evitar una mentalidad desesperanzada, pide al Señor que te revele el lado bueno de lo que te ocurre.

La Biblia afirma en Romanos 8:28: «A los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados». ¿Amas a Dios? En tal caso, ¡esta promesa va dirigida a ti! Jesús puede ayudarte a ver que no hay mal que por bien no venga. ¡No dejes que esos males ensombrezcan tu vida por mucho tiempo! Procura ver lo bueno, y Jesús te ayudará a encontrarlo.

Anuncios
Categorías: Mensaje Valioso | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: